A Mi Padre, Mi Hermano

(Q:.H:. Gabriel Valbuena Hernández) 

 

A la memoria del Muy Q:. H:. Luis Alfonso Valbuena Ulloa

 

Al hurgar en el baúl de mis ancestros

encontré de mi Padre sus mandiles,

una herencia de viejos albañiles,

aprendices, compañeros y maestros.

 

El vio la luz de la razón en este Templo

una noche muy solemne, ya lejana,

y volvióse su existencia más humana

al seguir de sus maestros el ejemplo.

 

Su intachable conducta fue mi escuela

su noble corazón, mi limpio espejo;

su ejemplo de virtud, bello consejo;

su amor a la verdad, valiosa hijuela.

 

No alcancé a abrazarlo como hermano

y él tampoco vio su espiga florecida;

desde siempre he lamentado su partida

mas no obstante hoy lo siento más cercano.

 

Bastantes meses cuenta ya su larga ausencia

y sin embargo aún percibo los destellos

de quien quiso hacer del mundo algo más bello

sirviendo al hombre con gran munificencia.

 

Descansa en paz en el Oriente Eterno,

mientras yo, con tu cincel y con tu mazo,

continuó tu labor en el regazo,

de esta Orden del amor fraterno.